arte
Dalí Picasso Goya Munch

Premonición De La Guerra Civil

Dalí (1936)

Pintura Sobre Tela, 100x99cm, Museum Of Art, Philadelphia

La ironía surrealista del título de su "Construcción blanda con habichuelas hervidas" de 1936, queda invalidad por el subtítulo "Premonición de la Guerra Civil". Aquí Dalí puso sus horribles distorsiones orgánicas al servicio de algo más importante que él mismo, como Picasso, un año más tarde, elevaría los procedimientos cubistas a su más alto poder expresivo en su "Guernica".

El distorsionado hombre-monumento de Dalí, con sus manos y pies horriblemente putrefactos, es una espantosa e impresionante representación de los horrores que la Guerra Civil española iba pronto a suscitar. Y esta "materialización de la irracionalidad concreta" (una buena definición de la Guerra Civil que hizo el artista) se hace más real, como un sueño o pesadilla cuando descubrimos la diminuta figura en el lado inferior izquierdo, un erudito correctamente vestido y con barba, al que se podía ver en otra pintura de ese mismo año, "levantando con una precisión extrema la tapa de un piano de cola", en una playa inmensa y vacía dominada por la figura de Richard Wagner en primer plano.

El compositor, junto con Nietzsche y Luis II de Baviera, fue uno de los virtuosos del XIX de la megalomanía y la locura, a quien De Chirico había enseñado a Dalí a admirar.


gimp Linux